EUSKAL HERRIKO AZOKA DIGITALA

PRODUCTOR - ORTIZ

Ortiz

ONDARROA, BI

La historia de Conservas Ortiz: pesca tradicional desde 1891
Desde sus inicios, ha estado ligada a la pesca tradicional y al respeto por el mar. El camino que les ha llevado de ser una pequeña empresa de conservas de la costa vasca a lo que son hoy, pasa por cinco generaciones de la familia Ortiz, que allá por 1891 comenzó a escabechar Bonito del Norte en Ondárroa, Vizcaya.

La historia de Conservas Ortiz se remonta al siglo XIX cuando, en 1891, el fundador de Conservas Ortiz, Bernardo Ortiz de Zárate, llegó de Álava a Ondárroa con la idea de emprender nuevos negocios. Se casó con Petra López de Aréchaga Nafarrate con quien tuvo a su hijo José.
Bernardo aprendió el oficio gracias a su cuñado y se inició en el mundo conservero. Compraba a pescadores de bajura de la Anchoa y del Bonito del Norte en los muelles y, con las posibilidades que ofrecían el escabeche y los barriles de madera, el conservero vendía los pescados al día siguiente por todo el norte de Castilla.
Ideó y creó un sistema de fábricas itinerantes que sólo trabajaban durante la costera con el objetivo de sacar el máximo rendimiento a su empresa.
En el siglo XX Conservas Ortiz sale al mundo. Las conserveras fijaban su destino en Italia y países con inmigración italiana como Estados Unidos o Canadá. El producto estrella era la Anchoa. La técnica de conservación en salazón ‘alla vera carne‘ fue traída por los italianos al Cantábrico. Así, podían preparar la semiconserva y enviarla a Italia.
En 1956 se fundó Conservas Ortiz S.A. Y en la actualidad, es la quinta generación de la familia la que se encuentra al frente de la empresa.
Conservas Ortiz respeta la tradición; respeta la costera según las mareas y la compra exclusiva de Bonito del Norte pescado con caña uno a uno. Por eso, el cuidado del pescado que utilizamos es distintivo de calidad.

CONSERVAS
Previous
Next
Ir arriba